Search

Rock and Dogs

Hablemos de rockeros. Tipos supuestamente fanfarrones, juerguistas, mujeriegos, hedonistas y un montón de cosas más. Y, probablemente, ninguna buena, salvo su talento para la música y el entretenimiento.

Por Pedro JB


Sería lógico pensar que un rockero es la última clase de persona que pudiera disfrutar de la compañía de una mascota. Sin embargo, a menudo, detrás de esta fachada se esconden grandes amantes de los animales.

Martha, My Dear (Marta, cariño) es una canción de los Beatles publicada en el Album Blanco. Pudiera parecer que se trata de una melodía de amor. En uno de los versos, Paul canta: «Martha, cariño, estamos hechos el uno para el otro». Parecía extraño, ya que, en aquel momento, Paul había roto recientemente con su novia Jane Asher, con quien llevaba prometido desde que llegó a Londres, y había empezado una relación con Linda Eastman, con la cual se casaría en marzo de 1969, convirtiéndose en Linda McCartney. Fue entonces cuando, en noviembre de 1968, se publica Martha, querida. ¿Qué es lo que estaba pasando? En realidad, la canción está dedicada a su pastor inglés Martha. Paul se mudó a una nueva casa en Regent’s Park, durante 1966, donde tenía un amplio espacio. En aquel momento, se hizo acompañar de Martha, la cual estuvo con el Beatle hasta que falleció a comienzos de 1980.


Uno de los temas más famosos de los británicos Led Zeppelin se titula simplemente Black Dog (Perro negro). En la letra de la canción no se hace referencia a ningún perro. En realidad, es un tema que trabajaron sin título mientras grababan en una mansión en Hampshire, al sur de Inglaterra. Cuando pensaron en un título, se acordaron de un labrador retriever negro que solía merodear alrededor de la finca y al que, con frecuencia, daban de comer distintos miembros de la banda. Así que, simplemente, titularon la canción en honor a ese «perro negro» sin nombre.

También se deduce un auténtico amor hacia los canes por parte de Robert Plant (cantente de Led Zeppelin) en otro tema menos famoso. En el tercer álbum, llamado simplemente Led Zeppelin III, publicado en 1970, se incluía la canción Bron-Y-Aur-Stomp. Un tema en el cual convive un aire folkie inglés con la tradición del blues rural perteneciente al Delta. Robert Plant canta: «No hay nada más que hacer, salvo pasar mi vida natural contigo. Eres el mejor perro que he conocido». El tema está dedicado a su perro Strider.


Janis Joplin tuvo dos grandes amores caninos: su perro George (nombre que le puso en honor a su cantante preferido, George Harrison) y su perro Thurber (por el autor James Thurber). Se les puede ver juntos en numerosas fotografías de su biografía.

Bruce Springsteen parece un tipo amante de las carreteras secundarias y de los Chevys de segunda mano, quien busca su inspiración en la América profunda. Pero también es un hombre muy familiar que se puede permitir el lujo de vivir en una gran mansión, aunque a no más de una hora en coche de la humilde casa donde nació, con espacio para animales. Su hija Jessica es amazona y estuvo en el equipo suplente de las Olimpiadas de Londres 2012.

En su disco de 1992, Lucky Town se le ve acompañado de un perro en las fotos interiores, y lo cierto es que siempre ha disfrutado de la compañía de distintos canes en su casa de New Jersey.


Por otro lado, Sting goza tanto de la compañía de su pointer inglés Compass que, durante años, se lo ha llevado de gira. El propio Sting dice incluso que le ha sacado una tarjeta de puntos de British Airways. Con sus propias palabras afirma: «Es un can conmovedor. Aunque no nos comuniquemos verbalmente, refleja tu propio estado de ánimo. Me ilusiona constantemente y cuando me siento fatal, simplemente salimos a pasear». En el tema The hounds of Winter (Los perros de caza de invierno), habla precisamente de esa compañía que le hacen los «perros de invierno» cuando se siente abatido.


16 views