myhistoria

Xoloitzcuintle,

el perro sin pelo

¡Bienvenido este nuevo cambio estacional: el Otoño!

Tras unos meses inactivos volvemos a la carga con nuevas historias. Esta vez os quiero contar el origen de un pequeño cánido muy famoso en tierras mesoamericanas: el Xoloitzcuintle

Por Ester Martínez Jurado, perrosconhistoria.com

Xoloitzcuintle proviene de la lengua náhuatl y significa “perro raro”.Estos perros tuvieron un status muy elevado dentro del Imperio Azteca y su distribución regional y temporal abarca desde México a Honduras y, desde los siglos VI al XVI después de nuestra era.

Este perro se caracteriza por tener una mutación que les confiere ser un perro “pelón”, es decir, carente de pelo. Pero también existe la modalidad con pelo.

 

Se han encontrado asociados a varios contextos pero principalmente en las actividades funerarias, utilizados como alimentos y en actividades rituales y religiosas. En este sentido el hallazgo más importante y numeroso fue en Chac Mool donde se hallaron 37 canes que fueron sacrificados y sepultados en un ritual de año nuevo.

 

Dentro del mundo mesoamericano prehispánico, el perro jugó un papel importante en la sociedad, bien como alimento, como compañía, como protección de vivos y muertos, personaje de mitos y leyendas, como componente de medicina tradicional, como sacrificio ritual, símbolo calendárico, acompañantes de dioses y dioses como tal. 

 

Debido a la gran dispersión de “usos” de esta raza se piensa que no fue un perro asociado a la realeza pero sí que lo poseía gente de un alto nivel adquisitivo.

 

Las evidencias arqueozoológicas indican que el origen del xoloitzcuintle fue en el occidente mexicano sobre el siglo VI y a partir del siglo VII empiezan a migrar hacia el centro, bajo las denominadas “migraciones chichimecas”. No sería hasta el siglo X, cuando los canes pisaran la península de Yucatán bajo los contactos comerciales entre la zona maya y el centro de México.

 

Según el humanista Francisco Javier Clavijero la raza casi llegó a extinguirse debido al consumo indiscriminado de los españoles tras la conquista, ya que la escasez de carne hizo que su consumo aumentara. 

 

Una de las pintoras más famosas del siglo XX, Frida Kahlo fue una enamorada de la raza y podemos observar numerosas fotografías con su perro así como cuadros pintados por ella misma. Os animo a verlos ¡Son una belleza!

Frida Kahlo con su perro.

Fotografía donde se aprecia el ejemplar Xoloitzcuintle